Follow by Email

miércoles, 18 de noviembre de 2015

EL HORROR: CUANDO NADA VALE NADA

 “[…] Silencio en la noche, ya todo está en calma
el musculo duerme, la ambición descansa.
Meciendo una cuna, una madre canta
un canto querido que llega hasta el alma
porque en esa cuna está su esperanza […]” (1)

Estaba viendo un vídeo donde un periodista francés interroga a un niño de unos cuatro años acerca de cómo ha vivido los últimos atentados en París. ¿Cómo se puede explicar a un niño pequeño lo que ocurre cuando se produce un atentado? Creo que, como psicólogo, no soy capaz de dar una respuesta razonable que sea fácil de leer.

Creo que se debe incidir en la educación en valores y en el amor hacia los niños por parte de sus familias, así como de todos los estamentos sociales. En los niños está nuestra esperanza y nuestro futuro. Si ellos son capaces de arrancar de nosotros lo mejor que tenemos, ¿por qué no intentar cambiar todo desde ahí?