Follow by Email

viernes, 20 de febrero de 2015

RENDIRSE NO PUEDE SER UNA OPCIÓN

Hoy quiero hablar de una cuestión un tanto peliaguda. Quiero hablar de rendirse, de tirar la toalla, de abandonar. 

Lo veo constantemente, gente literalmente agotada que sigue intentando esforzarse hasta la más completa extenuación. Cuando pregunto las razones para actuar así, siempre acaban dándome como respuesta una serie de razones que contienen bastantes ideas erróneas, que podrían resumirse así: 

1- Se asocia el descansar con hacer el vago o no esforzarse: Error. El descansar es parte del trabajo. Si no estoy en condiciones de esforzarme, no lograré objetivos y lógicamente, sólo conseguiré cansarme aún más, lo que me puede llevar al sobreesfuerzo y con ello, a la fatiga. Por ello, hay que plantearse descansos cortos de manera periódica se haga lo que se haga y, lo más importante, hay que tomarse en serio la necesidad de dormir bien y al menos 7 horas.